Cheers to the happy couple!

así fue nuestra fiesta preboda

Ya os adelantaba en este post los motivos de por qué repetiríamos sin dudarlo la Fiesta Preboda, y ¡por fin ha llegado el momento de enseñaros la nuestra!

Conocimos a Juan Carlos y Maria Eugenia “de casualidad”, nos desplazamos un fin de semana a Cantabria para ver in situ cuáles eran los mejores hoteles para alojar a los invitados, y ellos tenían una de las casonas indianas más bonitas de la zona y con una ubicación inmejorable (ya os hablé de ella aquí), y en un principio sólo íbamos con la idea de reservar el hotel completo, y terminó siendo el punto de reunión de la boda: fiesta de bienvenida, dormir y desayunar con la family, ¡hasta nos maquillamos y peinamos para el día “B” allí!.

Estuvimos charlando un buen rato con ellos en el jardín con café recién hecho y pastelitos horneados por ellos, y surgió la idea de poder celebrar allí cena de bienvenida para todos los invitados… Su amabilidad, su gusto para decorar las cosas, su experiencia organizando eventos… Según iba planteando Maria Eugenia ideas, yo me convencía más, ¡era exactamente lo que queríamos!.

Un salad bar para que cada uno customizase sus ensaladas, pizza party horneada en casa, y un donut bar en el que también se podría personalizar los deliciosos mini donuts caseros… Todo esto regado con un buen vino y limonada & naranjada home made para los más peques ¡una preboda muy “Pinterest”!

Nos transmitieron tanta confianza y tan buen rollo que no nos lo pensamos dos veces, y empezamos a avisar a nuestros amigos y familiares. Cuál fue nuestra sorpresa cuando vimos que a todo el mundo le encantaba la idea y de los 15-20 que contábamos en un principio, terminamos siendo más de 60, jajaja!

DETALLES DE LA DECORACIÓN Y DEL ENTORNO

El sitio es tan mono, que poco le hace falta para sorprender a los que entran, pero se esforzaron en dejarlo aún más especial para la ocasión.

SALAD BAR Y ZONA PIZZA PARTY

Un salad bar la mar de coqueto para que cada uno se “customizara” la suya, no me digáis que no tiene buena pinta (así da gusto cuidarse).

La pizza party estaba colocada en maletas y cestos antiguos en bolsitas kraft para poderlas comer sin mancharte y darle este toque newyorkino, además, según iban saliendo recién hechas se las iban ofreciendo a los invitados que estaban repartidos por todo el jardín.

SUPER DONUT BAR

Sin duda el gran triunfo de la noche, no sobró ni uno y había más de 150!!!!!!!! Cada uno hacía su “creación” y después de sacarle una foto para el “insta” y de presumir de obra de arte con el resto de invitados, para adentrooo…MMmmMmmmmm….

Me muero de amor, ya lo he dicho.

DETALLES DE LAS BOTELLAS DE VINO

¿Os suenan las etiquetas? Os doy una pista aquí ;P

A los invitados les sorprendió mucho la idea, y les encantó. De hecho, hemos tenido que hacer más etiquetas para que se las puedan llevar de recuerdo, ¡jaja!

SIN DUDA, UN RECUERDO PARA TODA LA VIDA…

Fotografías mega molonas: Usual Fotográfica

Ubicación: La Casona Azul de Corvera

Catering y montaje: Cakes, Pops and Cookies

 

 

Gracias por comentar

*

1 comment

  1. Virgi

    El sitio es espectacular pero la atención y comida supera cualquier expectativa. Altamente recomendado.

Next ArticleSix Senses Yao Noi, Tailandia