Restaurante-2Bla-2BBicicleta-2BHoznayo-2B15

La Bicicleta, un lugar para enamorarse.

A los que me conocen, no hace falta que les diga que estoy enamorada de Cantabria…Me encantan sus playas, su gente, sus pueblecitos, sus prados verdes…Siempre que puedo, me escapo para allá! 

 
Y quiero compartir con vosotr@s un par de sitios que os van a encantar, y estoy segura de que más de un@, según termine de leer el post, se va a poner a mirar fechas, porque no puede esperar para ir 😉
 
Hoy os hablo de La Bicicleta, ¿y por qué?
 
Porque tiene todo lo que me gusta…y ahora enseguida entenderéis por qué.
 
Es un restaurante ubicado en la parte baja de una casona del SXVII rehabilitada en Hoznayo, un pueblecito de Cantabria
 
Su cocina mediterránea es tradicional con un toque moderno, y sobre todo muy cuidadadestacando la calidad en sus materias primas. Y puedo dar fe de que está todo delicioso…
 
La decoración está cuidada al detalle. Han mantenido objetos originales de la casa y recuperado y restaurado muchos otros, eso, hace que sea un lugar único.
 
Qué os voy a decir de la terracita, esa en la que en verano te tomas un Martini al solete, y puedes disfrutar de un aperitivo de La Furgo.
 
 
¿No creéis que es perfecta para cualquier celebración?
¡Quiero volver! Pasar una semanita haciendo surf y paseando por la kilométrica playa de Somo, con la Magdalena y la silueta de Santander como cuadro de fondo, y enamorarme un poco más aun de esa tierra!!!

¿Os venís?

Gracias por comentar

*

2 comments

  1. Soy de Santander pero no conocía este precioso lugar, y está tan cerca de mi. Me han entrado una ganas increíbles de ir, muchas gracias por compartir tu experiencia, un beso!!

    • Gracias a tí Anastasia por dejar tu comentario!! Me alegra haberte descubierto este sitio, y que te haya gustado 😉

      Abren a finales de este mes…así que ya me contarás que tal la experiencia!!

      Ah!! Y apúntate también este sitio: http://bit.ly/1E7UnDt y atenta al Blog, porque iré descubriendo sitios de cerquita tuyo 😉

      Un abrazo!!

Next ArticleMagnolia Bar, uno de esos sitios para apuntar.