IMG_8045

Pastel de Zanahoria con Crema de Queso Casero

 

Esta era una receta que tenía ganas de probar, y después de ver el resultado, seguro que repetiré!! El bizcocho estaba buenísimo y tiene la textura perfecta para el desayuno. Es probable que de cara a la “operación bikini” omita la parte del queso, pero la mezcla es espectacular y merece la pena probarlo 😉
 
Los bizcochos de zanahoria son un clásico en EE.UU y en Inglaterra.

 

En esta receta además, el pastel de zanahoria va relleno de una fina crema de queso aromatizada con vainilla, que lo hace aun más irresistible.

 

 

Ingredientes:
 
· 150 g de Zanahorias Ralladas
· 100 g de Nueces Picadas
· 250 g de Queso Mascarpone (sirve cualquiera de untar)
· 100 g de Azúcar Glacé
· 50 g de Mantequilla a temperatura ambiente
· 4 Huevos
· 120 g de Harina
· 150 g de Azúcar
· 2 cucharadas de Levadura en Polvo
· 1 cucharadita de Bicarbonato
· 1 cucharadita de Canela en polvo
· 4 cucharadas de Aceite de Girasol
· Extracto de Vainilla

 


Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC
Mientras se calienta, pelamos y rallamos las zanahorias y las reservamos. 
En un cuenco, batimos los huevos, incorporamos el azúcar y removemos con unas varillas hasta que quede cremoso. Añadimos entonces el aceite y seguimos batiendo. Ponemos entonces la harina (tamizada), el azúcar, la levadura, el bicarbonato, la canela, y por último, la zanahoria rallada. Mezclamos bien todos los ingredientes. (Yo le eché también unas nueces picadas a la masa, para darle un toque crujiente)

Seguidamente, vertemos la mezcla en un molde untado de mantequilla y espolvoreado con un poco de harina previamente. 
Horneamos durante unos 40 minutos, hasta que al pinchar el centro con un palillo nos salga limpio.


Cuando esté tibio, desmoldamos y dejamos enfriar durante unas 2 horas
Ésta, es sin duda la parte más difícil, porque huele taaaan bien, que es complicado aguantar las ganas de darle un mordisco 😉
Partimos entonces el pastel por la mitad (o 3 tres láminas si te ves capaz, y ha subido lo suficiente) y reservamos.

¡Qué color mas rico y qué esponjoso!


Para la crema de queso, mezclamos el queso con el azúcar glacé, el extracto de vainilla, la mantequilla y las nueces picadas. Unta una parte del pastel con este relleno, y tapa con la otra mitad del bizcocho (reserva algo para cubrir). Para terminar cubrimos el pastel con el queso crema reservado y decoramos con las nueces.

 
Y ya está listo para degustar!! ¿Qué os ha parecido?
 
 
Bon Appétit!
 
*Me hubiese encantado hacer fotos mejores y más apetitosas, con tablas de madera y paños de cuadros ideales, jeje! Pero a todo no le da a una ;). Y lo importante es que estaba bueniiiisimo, no quedó ni una miguita de los 2 que hice.

Gracias por comentar

*

Next ArticleEtxart & Panno 2015 Spring Summer Colection