10524724_10203684012014319_3113939762456084877_n

Vietnam – 3ª Parte

Si aun no has visto los anteriores post, ¡¡¡¡no sigas leyendo!!!! Empieza por el principio y toma nota de todo :)
 
(Para ver la 1ª Parte, pinchad aquí)
(Para ver la 2ª Parte, pinchad aquí)
 
 
Pero hemos de seguir nuestro camino…nos vamos a las montañas!
Por el camino paramos en un pueblecito de gente humilde.
Nos recibió un escuadrón de niños con una cara de alucine y unas sonrisas que no se me borrarán nunca de la retina…Nos reímos mucho con ellos, jugamos al balón, posaban para las fotos y se morían de la risa cuando las veían… 
Y después las mujeres del pueblo, con la ayuda del motero que nos traducía, nos hicieron un Sálvame Deluxe en toda regla, y no penséis que se cortaban con las preguntas jajaja!
¡El pequeñajo de la estrella en la cabeza es total!
 
Gasolinera de las Montañas
 
Apuntando maneras, jajaja! 
Continuamos hasta una zona de templos, con una construcción muy similar a los de Camboya. Las imágenes hablan por si solas, el sitio era espectacular.
 
MySon
 
También aprendí a hacer papel de arroz, aunque la señora era un poco chapas y no soltaba el palito…jaja
Otra de las paradas obligatorias era Tam Coc: conocido como la bahía de Halong en tierra. 
 
El siguiente destino era la conocidisima Bahía de Halong.
 
Lo que reservamos como una estancia en un barco, recorriendo la bahía 
y realizando actividades, etc…resultó ser una especie de Party Boat en que conocimos mucha gente y lo pasamos genial, la verdad. La vuelta fue algo accidentada porque tuvimos que remolcar un barco y pensé que no llegábamos nunca a la orilla…
Nos vamos directos a Sapa. 10 horas de tren, esta vez nos aseguramos de coger tren cama, y qué gozada. Té calentito, agua, cargador y un colchón que en ese momento fue como dormir en la suite del Ritz…
 
Nos esperan las terrazas de los arrozales que llegan hasta el horizonte, cascadas de ensueño, pueblos perdidos y un trekking super divertido! (hasta el culo de barro, como no podía ser de otro modo, jajaja)
 
Como ya aprendí de Thailandia, buen calzado y mini mochila y ¡a la aventura!
Cena que nos ofrecieron en la “casa de acogida”
 
La sobremesa fue genial, whisky de arroz y juegos de cartas…¡yo hacía lo imposible para no perder porque eso sabía a rayos!! ¡No podíamos parar de reír!
 
La cuenta atrás para el fin de la aventura ha comenzado:
Last Stop: Hanoi
 
Paseo por la ciudad, visita entre otros al Templo Van Mieu, también conocido como el de la Literatura. 
 
 
Cosas que puedes ver en Hanoi:
Casas a escasos centímetros de las vías del tren
Puedes ver de TODO encima de una moto
En la puerta de Longchamp comiendo unos noodles cocinados en la calle.
Una ciudad de contrastes, sin duda.
 
Por la noche, nos quisimos dar un “homenaje”…
Cenita romántica en The Gourmet Corner, ubicado en la ultima planta de un “rascacielos” desde el que se veía toda la ciudad iluminada…
¡Hasta la próxima!
 
Sólo una ultima cosa, NINGUNA de las fotos que os he mostrado refleja de verdad la AUTENTICA BELLEZA del país.
Hay que ir, verlo, vivirlo, disfrutarlo, y hasta “sufrirlo”…
 I LOVE VIETNAM

Gracias por comentar

*

Next ArticleMy Boudoir